Blog

Los diabéticos son un 46% más propensos a desarrollar Alzheimer

Ejercicio-diabetes-alzheimer

Una hora de ejercicio a la semana puede reducir a la mitad el riesgo de padecer Alzheimer

Según una investigación realizada por la Universidad de Cambridge, con tan solo una hora de ejercicio a la semana se puede reducir el riesgo de padecer Alzheimer. Este estudio clasifica siete estilos de vida que aumentan el riesgo de sufrir esta enfermedad.

Según el estudio publicado en la revista The Lancet Neurology (el primero en cuantificar el impacto combinado de varios estilos de vida que influyen en la demencia), uno de cada tres casos de la enfermedad podrían evitarse aumentando la actividad física, reduciendo el consumo de tabaco y el tratamiento de problemas de salud como la obesidad y la diabetes.

Aquellos que no realizaron 20 minutos de ejercicio intenso tres veces a la semana (ejercicios como correr, jugar al fútbol) o cinco sesiones de 30 minutos de actividad moderada como caminar, tenían un 82% más de probabilidad de desarrollar la enfermedad.

La obesidad en la mediana edad aumenta el riesgo en un 60%, mientras que la presión arterial alta eleva la amenaza en un 61%.

Se encontró que fumar aumenta el riesgo en un 59%, mientras que las personas con diabetes eran un 46% más propensas a desarrollar Alzheimer.

Este importante estudio sigue a la creciente evidencia de que los esfuerzos para mantener un corazón sano también protegen contra la demencia.

La reducción del flujo de sangre al corazón (causada por una mala alimentación o falta de ejercicio) pueden reducir el flujo de sangre al cerebro.

En cambio, los científicos dijeron que algunos de los motivos de estas conexiones son todavía desconocidos.

Hace varios meses, un estudio descubrió que los cerebros de las personas de mediana edad y ancianos que realizaban paseos al aire libre, se expandían en una edad que normalmente el hipocampo se contrae.

Muchos de los factores, que sabemos que aumentan el riesgo de demencia, se superponen. Las personas obesas tienen menos probabilidades de hacer ejercicio regularmente y, por lo tanto, tienen más probabilidades de padecer diabetes de tipo 2.

En la nueva investigación liderada por la Universidad de Cambridge se ha examinado casi una década de estudios sobre cada uno de los factores de riesgo de la demencia con nuevos modelos para el cálculo de la proporción global de la demencia.

Otros factores que aumentan drásticamente el riesgo de padecer demencia incluyen la depresión y niveles bajos educativos.

Los científicos han especulado que estudiar a edades tempranas pueden preparar al cerebro para hacer frente a los síntomas de la demencia.

Investigaciones previas han analizado todos estos factores por separado, pues analizarlos de forma conjunta es complicado ya que se superponen. Esta nueva investigación es la primera en descartar dicha superposición entre factores como la obesidad, el ejercicio y la diabetes, llegando a la conclusión de que cada uno de estos factores por separado podrían evitarse cambiando el estilo de vida.

El autor principal, la profesora Carol Brayne, del Instituto Cambridge de Salud Pública de la Universidad de Cambridge, dijo: “Aunque no hay una única manera de prevenir la demencia, debemos ser capaces de tomar medidas para reducir el riego de desarrollar demencia a edades más avanzadas. Sabemos que factores son y que, a menudo, están vinculados entre sí.”

“Por ejemplo, basta con hacer frente a la inactividad física para reducir los niveles de obesidad, la hipertensión y la diabetes; y de este modo, evitaremos que muchas personas desarrollen demencia”

Unos 44 millones de personas en todo el mundo padecen esta enfermedad y cada año se detectan 4.6 millones de casos nuevos.

Una de cada tres personas en el mundo desarrollará demencia en su vida y, teniendo en cuenta que la población envejece rápidamente, se pronostica que el número de casos se duplicará en dos décadas. Varios expertos mundiales que se reunieron el 10 de julio en la Conferencia Barcelona Biomed sobre Alzheimer y beta amiloide, organizada por el IRB y la Fundación BBVA en la sede barcelonesa del Institut d’Estudis Catalans (IEC) coinciden en afirmar que en el año 2050 se habrán más que triplicado los casos.

Unos 44 millones de personas en todo el mundo padecen esta enfermedad y cada año se detectan 4.6 millones de casos nuevos. En Reino Unido, 800.000 personas padecen demencia (la más común es el Alzheimer) pero se estima que solo la mitad de los casos reciben diagnóstico. En España la cifra asciende a 600.000 casos.

Los investigadores estiman que, al reducir el riesgo que supone cada uno de los factores analizados, sería posible reducir las tasas de prevalencia a nivel mundial en un 8,5% en el año 2050.

El Dr. Doug Brown, director de Investigación y Desarrollo en la Sociedad de Alzheimer, dijo:

“Este valioso estudio se suma a una creciente evidencia que sugiere que los cambios de estilo de vida sencillos pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer demencia.”

“Lo que es bueno para el corazón es bueno para la cabeza y son cosas simples que usted puede empezar a hacer ahora mismo para reducir el riesgo. El ejercicio regular es una buena forma de comenzar, así como seguir una dieta mediterránea y evitar fumar”.

El Dr. Simon Ridley, jefe de investigación de Alzheimer Research UK, dijo: “Este nuevo análisis sugiere que muchos casos de Alzheimer se podrían evitar mediante el aumento de la actividad física, la disminución de la presión arterial, dejar de fumar y la alteración de la dieta para reducir los casos de diabetes. Sin embargo, todavía no entendemos completamente los mecanismos que están detrás de cómo estos factores están relacionados con la aparición de la enfermedad del Alzheimer “.

Las guías actuales recomiendan que los adultos deben hacer al menos 30 minutos de ejercicio moderado cinco veces a la semana, pero las encuestas dicen que solo el 29% de las mujeres y el 39% de los hombres lo hacen.

El NHS aconseja que los adultos deben llevar a cabo una actividad moderada, como caminar a paso ligero o aeróbic acuático, una vez por semana durante 2 horas y media o 1 hora y 15 minutos de ejercicio más vigoroso, como correr, fútbol o rugby, además de un poco de trabajo para fortalecer los músculos, como levantamiento de pesas, jardinería pesada o yoga.

Estos son los factores que aumentan el riesgo de padecer Alzheimer:

La inactividad física 82%
La depresión 65%
Hipertensión 61%
Obesidad 60%
Fumar 59%
Bajo nivel de educación el 59%
Diabetes el 46%

Escrito en: Investigaciones

Deja un comentario (0) ↓