Blog

Canela y la diabetes tipo 2: Estudios enfrentados

canela-para-diabeticos

Hace unos días mencionaba brevemente en un artículo algunos beneficios de la canela, más concretamente del extracto de la canela. Dicho condimento se merecía un artículo completo que analizara si realmente, desde un punto de vista científico, beneficia a los pacientes con diabetes tipo 2.

El efecto de la canela en los niveles de glucosa en pacientes con diabetes

Son numerosos los estudios que se han llevado a cabo con la canela como protagonista, pero como vamos a comprobar la comunidad científica no logra ponerse totalmente de acuerdo y algunos resultados pueden parecer contradictorios.

Khan A. del Departamento de Nutrición Humana de la Universidad Agrícola de la Provincia Fronteriza Noroccidental de Peshawar (Pakistán) y Crawford P. del Hospital Mike O’Callaghan Federal (Las Vegas), mostraron que la canela tiene un efecto anti-diabético, reduciendo la glucosa en suero, triglicéridos, colesterol LDL y colesterol. Pero Steve Blevins del Departamento de Medicina de la Universidad de Oklahoma, en el 2007, no estaba de acuerdo sobre el efecto de la canela y afirmó que el uso de 1 gramo de canela al día durante 3 meses no tuvo ningún efecto significativo sobre la glucosa, los lípidos y los niveles de HbAlc en los diabéticos de tipo II.

Otra investigación, llevada a cabo por la Universidad de Ciencias Médicas de Mashhad y Birjand (Irán), tenía como objetivo realizar el ensayo con seres humanos para determinar el efecto de la canela sobre el nivel de glucosa en la sangre. Este fue un ensayo clínico aleatorizado en el que se asignaron al azar 70 pacientes con diabetes tipo II en dos grupos: 35 tomaban canela y 35 placebo. La edad media de los pacientes fue de 54,3 años. Los grupos fueron comparados en términos de índice de masa corporal (IMC), HbAlc y el azúcar en sangre en ayunas (FBS). Al grupo placebo se le administró además su tratamiento habitual durante 60 días. La media del índice de masa corporal (IMC) en los grupos de canela y de placebo fue de 27,1 y 28,4 respectivamente.

No se observó diferencia significativa entre FBS y hemoglobina glucosilada en los dos grupos antes de la intervención.

Los resultados mostraron que no hubo diferencia entre la media de glucosa en sangre después de 30 y 60 días, desde el comienzo del estudio en los dos grupos (P> 0 05). Y no se percibieron tampoco diferencias notables entre el FBS y la hemoglobina glicosilada en los dos grupos después de la intervención (P> 0,05).

En este estudio, la glucosa en la sangre de pacientes con diabetes tipo II no se redujo mediante el uso de 1 g de canela (Rou Gui; Cinnamomum cassia) durante los 60 días.

Estudios in vitro, como el que mencioné en mi anterior artículo sobre alimentos beneficiosos para los diabéticos, han demostrado que el extracto de canela aumenta el efecto sobre la actividad de fosforilación de receptores de insulina y el efecto decreciente sobre la actividad de las proteínas tirosina fosfatasas, y así, se muestran propiedades similares a la insulina. Algunos estudios han demostrado que la canela, al igual que la hormona insulina, inhibe la actividad de la glucógeno sintasa.

En el 2013, Robert W. Allen de la Facultad de Farmacia de la Universidad Western de Ciencias de la Salud (Pomona, California) presentó un meta-análisis que concluía que el consumo de la canela se asocia con una disminución estadísticamente significativa en los niveles de glucosa en plasma en ayunas, colesterol total, LDL-C y triglicéridos, y un aumento en los niveles de HDL-C. Sin embargo, no se encontró ningún efecto significativo en la hemoglobina A 1c. Afirmaba también que el alto grado de heterogeneidad podría limitar la capacidad de aplicar estos resultados a la atención de los pacientes, debido a que las dosis y la duración de la terapia no eran claros.

Podemos concluir, con los estudios actuales, que la raza, el estilo de vida, el índice de masa corporal, los tipos de medicamentos del paciente y la duración del tratamiento tienen una gran influencia sobre los efectos finales de la canela, lo que impide llegar a conclusiones irrefutables.

También ha de tenerse en cuenta el proceso de elaboración de la canela en el cual pueden perderse ingredientes activos. Normalmente, no se someten a la misma supervisión de fabricación los productos que llegan al consumidor comparados con los productos farmacológicos.

Son necesarios más estudios para obtener resultados concluyentes. Es importante destacar que la mayoría de estudios que encontraron efectos positivos en la canela usaban cantidades mayores a 1 gramo diario o la duración del estudio era mayor a 60 días o bien usaron extractos de canela. Lo que nos hace pensar que la cantidad y duración de la ingesta de la canela es un factor determinante.

Pero no olvidemos que la canela podría tener también efectos secundarios. Los posibles efectos secundarios que se encuentran en los estudios en animales (no se han estudiado en seres humanos) incluyen hepatotoxicidad, disminución del recuento de plaquetas, aumento del riesgo de sangrado, disminución de las concentraciones de colesterol y triglicéridos séricos totales, aumento notable de los niveles de HDL-C y alergia / hipersensibilidad a la canela. Por lo que deberá tenerse en cuenta en pacientes con deterioro de la función hepática.

Documental sobre la canela:

Escrito en: Investigaciones

Deja un comentario (0) ↓

Deja un comentario