Blog

La leche y el queso reducen la Obesidad y el riesgo de sufrir diabetes

queso-diabeticos

Un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Laval (Canadá) y CHU de Québec Research Center afirma que el consumo de lácteos disminuye el riesgo de padecer enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes tipo 2.

Estudios previos, como el que ya citamos hace unas semanas en nuestro blog, mostraron diferentes beneficios para la salud. Por ejemplo, uno de los muchos estudios que se han publicado, demostraba que el consumo diario de 2 a 4 porciones de productos lácteos como la leche, el yogur, el queso, la crema y la mantequilla es bueno para los huesos, ya que contiene calcio y minerales.

Para este estudio, los investigadores analizaron la ingesta de lácteos de 254 franceses-canadienses sanos (105 hombres y 128 mujeres) para determinar el efecto del consumo de productos lácteos en su salud metabólica global.

Otro de los objetivos de dicho estudio era también encontrar asociaciones entre el consumo de lácteos y los factores específicos de riesgo metabólicos, incluyendo el estado antropométrico, glucosa plasmática, el perfil de lípidos en plasma, los marcadores de inflamación y la presión arterial en una población sana.

Los investigadores observaron que cada participante del estudio consumía un promedio de 2,5 ± 1,4 porciones de lácteos por día. Además, casi el 45 por ciento de los participantes no cumplía las recomendaciones estipuladas en la Guía Canadiense de Alimentos, en la que se propone comer, al menos, 2 porciones de productos lácteos al día. Estos hallazgos refuerzan los resultados de otros estudios que destacan el bajo consumo de productos lácteos de la población canadiense.

En España el consumo de leche ha disminuido, de 97,03 litros por persona y año en el 2000 a los 74,26 litros en el 2013. Aunque según publicó el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el consumo aumentó en el 2013, un 2,5% en el caso de la leche y un 3,4% en los derivados lácteos.

El consumo de lácteos se relacionó con una disminución de la glucosa en la sangre y de la presión arterial, lo que demuestra la ausencia de efectos negativos para la salud con mayor consumo de lácteos.

El estudio también descubrió que el ácido trans-palmitoleico en sangre se puede utilizar como un biomarcador para evaluar el consumo de productos lácteos. El ácido presente en la leche, queso, yogur, mantequilla y la carne, tiene efectos positivos sobre la salud. El nivel de ácido trans-palmitoleico es directamente proporcional a una menor presión arterial en hombres y mujeres, y a una reducción del peso corporal en los hombres.

“Se necesitan estudios de intervención bien diseñados adicionales para determinar los efectos del aumento del consumo de productos lácteos en la salud metabólica en personas sanas y en personas metabólicamente deterioradas,” afirmaba en un comunicado de prensa la Doctora Iwona Rudkowska, científica de investigación en el Departamento de Endocrinología y Nefrología, en el CHU de Québec Research Center y profesora asistente en la Universidad de Laval.

El hallazgo se ha publicado en la revista Applied Physiology, Nutrition, and Metabolism.

Escrito en: Investigaciones

Deja un comentario (0) ↓

Deja un comentario