Cirugía Obesidad

Tipos de operaciones

¿QUÉ TIPO DE OPERACIONES EXISTEN CONTRA LA OBESIDAD?

En nuestro grupo realizamos varios tipos de intervenciones, las cuales creemos que son las más adecuadas. La técnica Endo-Sleeve, la banda gástrica o anillas ajustable, bypass gástrico y bypass biliopancreático. Todas ellas se realizan por laparoscópia.

Endo-Sleeve  Bypass Gástrico   Bypass Biliopancreático 

Solicitar información →

Técnica Endo-Sleeve

El sistema consiste en un dispositivo que permite realizar sutura en la pared del estómago y reducir la capacidad del mismo, lo que proporciona la aparición de sensación de saciedad con la ingesta de poca cantidad de alimentos. Este sistema permite la disminución de la luz gástrica sin necesidad de incisiones ni largos postoperatorios, evitando de este modo los inconvenientes de la cirugía tradicional.

Todo el procedimiento se realiza vía oral por endoscópica, sin necesidad de incisiones, lo que reduce el periodo de recuperación. Se lleva a cabo de forma ambulatoria, sin las molestias que conllevan las hospitalizaciones. La intervención se realiza bajo anestesia general y en el quirófano para mayor seguridad del paciente. La sutura es de polipropileno y todo el sistema se encuentra libre de látex, lo que reduce casi a cero las complicaciones de carácter alérgico. Al no haber incisiones, las molestias tras la intervención son mínimas, el paciente regresa a su domicilio unas horas tras la intervención y en 24 horas reanuda su actividad normal.

Es muy similar a otras intervenciones que realizamos con cirugía laparoscópica (manga gástrica) pero evitamos los cortes e incisiones, con lo que la recuperación es mucho más rápida y las molestias postoperatorias mínimas”. “La recuperación, como en otros tratamientos endoscópicos contra la obesidad, se realiza sin necesidad de largas hospitalizaciones, siendo ésta rápida y sin dolor. Los días posteriores a la intervención el paciente sigue una dieta adecuada.”

Existen varios tratamientos endoscópicos contra la obesidad como el balón gástrico o el POSE, la diferencia de estas técnicas con el endo-sleeve es que el balón es temporal y debe retirarse pasados unos meses, con lo que gran cantidad de pacientes pueden volver a engordar. El POSE es una técnica definitiva, pero la reducción que se obtiene del tamaño del estómago es mucho menor que con la técnica del endo-sleeve. En la intervención se usa la tecnología Over Stitch de Apollo Endosurgery siendo la primera técnica endoscópica que permite la realización de suturas evitando la cirugía abierta.

Endo-sleeve

El Bypass Gástrico

s una de las intervenciones más practicadas en el mundo. El índice de reoperaciones es muy bajo. Las pérdidas de peso son superiores en todas las estadísticas a la anilla ajustable y oscilan en torno al 70 – 80% del sobrepeso del paciente.
La intervención consiste en dejar una pequeña porción de estómago de 30 a 50cc. con una salida muy pequeña para el paso de alimentos. También se realiza un bypass intestinal que reduce relativamente la absorción de alimentos. Secundario a la mala absorción puede darse algún caso de anemia, índice bajo de proteínas o de vitaminas, no obstante suelen ser fáciles de tratar con suplementos vitamínicos orales.

Bypass gastrico

En nuestro caso es también una de las más empleadas para el tratamiento de la diabetes 2, en éste caso el rervorio gástrico que dejamos es mayor que el que se usa para cirugía de la obesidad, ya que tratamos de que el paciente pierda los 10 – 15 kilos que le sobran y no tantos kilos como si operamos una obesidad mórbida. Este aumento del tamaño del reservorio hace que el paciente pueda ingerir una alimentación normal.

El Bypass Biliopancreático

bypass biliopancreático

El bypass biliopancreático se basa en dos mecanismos de acción:

1º – Deja un estómago pequeño, pero de una capacidad de 100 – 200c.c., además, la salida de alimento del estómago es amplia, por lo que en la actualidad es la operación antiobesidad que más permite comer al paciente.
2º – Se realiza un bypass intestinal más agresivo desde el punto de vista funcional, de forma que la bilis y el jugo pancreático sólo se mezclan con los alimentos en los últimos 60 – 80 cms. de intestino delgado. No obstante, presenta efectos secundarios no deseables como las diarreas (que en ocasiones suponen un problema social) y los déficits nutricionales y vitamínicos secundario a la mala absorción de alimentos, que en cocasiones precisan reversión parcial o total de la intervención, es la técnica que requiere un control postoperatorio más estricto.

En nuestro caso sólo la usamos para el tratamiento de diabetes 2 en pacientes con IMC mayor de 33 e hipercolesterolemia grave, en estos casos la longitud de intestino que se deja funcionando es mayor que si se trata de cirugía antiobesidad, con lo que se disminuye el número de diarreas y problemas nutricionales.