Blog

Beneficios de los Altramuces para los diabéticos

Altramuces para diabeticos
Varios estudios señalan los múltiples beneficios que tienen los altramuces para los diabéticos tales como mejorar el metabolismo de la glucosa, ayudar a reducir la carga glucémica de los alimentos con carbohidratos, reducir la presión arterial y mejorar la salud intestinal.

Esta legumbre, originaria de Egipto (aunque algunos creen que data de la época grecorromana), contiene una gran fuente de proteínas vegetales y fibra siendo fácilmente digerible. Además, no contienen gluten, por lo que pueden ser consumidos sin problema por los celíacos. Aunque las personas con alergias a los frutos secos deben tener en cuenta que pueden contener trazas.

También son conocidos como chorchos o chochos, sobre todo en Andalucía, según dicen debido a la traducción de la palabra indígena que hicieron los andaluces, los extremeños y canarios cuando fueron a América.

Estudios sobre los altramuces

Según un estudio publicado el 1 de agosto de 2013 y llevado a cabo por el Departamento de Fisiología Nutricional de Universidad Friedrich Schiller de Jena (Alemania) y el Instituto de Química Clínica y Laboratorio de Medicina del Hospital de la Universidad de Jena, la proteína de los altramuces afecta positivamente al colesterol LDL en plasma, a corto plazo.

Estudios anteriores indicaban el impacto favorable de las proteínas de altramuz en los factores de riesgo cardiovascular en los seres humanos. Esos estudios, sin embargo, utilizaban dosis relativamente altas. Por lo que esta investigación, liderada por la Doctora Melanie Bähr, investigó el efecto de 25 gramos de proteína de Altramuz aislada al día.

Un total de 33 sujetos con hipercolesterolemia participó en un estudio controlado durante 8 semanas. Los datos antropométricos, presión arterial y la ingesta de nutrientes fueron evaluados al inicio del estudio y después de 8 semanas, el estudio concluía que la incorporación en la dieta de proteína de altramuz puede impactar positivamente los factores de riesgo cardiovascular, sobre todo, en individuos con mayor hipercolesterolemia.

Diagrama investigación altramuces
Diagrama de flujo de los participantes en cada etapa del estudio de intervención.

Estudio Universidad de Jena

Ya en el 2009 Javier Vioque, investigador del Instituto de la Grasa (CSIC) en Sevilla, afirmaba:

“Hemos estudiado las semillas de seis especies de altramuz (Lupinus sp.) en el sur de España y creemos que pueden representar nuevas fuentes de proteínas de calidad”

Vioque y otros colegas de la Universidad de Sevilla han analizado la composición de los aminoácidos que constituyen las proteínas de la semilla, así como la “digestibilidad de la proteína” (porcentaje de proteína digerida) y otros parámetros nutricionales. Los resultados del trabajo se publicaron en la revista Food Chemistry.

Los datos muestran que las especies estudiadas tienen un alto contenido de proteína que varía entre 23,8% y 33,6%, muy similar a la observada en otras legumbres. Además, la digestibilidad de la proteína de los altramuces es alta (entre 82% y 89%) y es similar a la de otras leguminosas y cereales. El estudio concluye que L. Luteus, L. Hispanicus y L. Cosentinii contienen las proteínas con las mejores propiedades nutricionales y que la composición de aminoácidos de la especie L. Cosentinii es la más equilibrada.

Estudio CSIC

Estudios sobre altramuz

También, otro estudio realizado en Australia por la Doctora Regina Belski, profesora titular e investigadora en el Departamento de Dietética y Nutrición Humana de la Universidad de La Trobe (Australia), concluía con los beneficios de esta legumbre. Un grupo de personas con sobrepeso y obesidad fueron divididos en aquellos que comían pan, galletas y pastas elaborados con altramuz; y en un grupo de control que comió versiones integrales de esos alimentos.

Durante un año, ambos grupos completaron un período de tres meses con un programa de pérdida de peso seguido de un programa de mantenimiento. Al final del estudio, el grupo que consumía altramuz tenía “significativamente” la presión más baja en la sangre y mejor sensibilidad a la insulina. Los alimentos enriquecidos con altramuz también ayudan con el control del apetito. Un estudio de la Universidad de Australia Occidental encontró que las personas que consumían el pan de altramuz en el desayuno comieron hasta un 20 por ciento menos en el almuerzo que las personas que comieron pan normal en el desayuno. “Cuando la gente come pan de altramuz enriquecido se sienten saciadas con mayor rapidez y tienen una sensación de plenitud, por lo que la gente come menos en su próxima comida”, dice Belski.

Beneficios de comer altramuces para los diabéticos

Sus propiedades hipoglucemiantes, reduciendo los niveles de azúcar en la sangre, los convierten en un alimento ideal para incluir en la dieta de los diabéticos. Además, combate el ácido úrico, estimula la renovación celular y ofrece un considerable aporte de calcio, hierro, potasio, zinc, fósforo, magnesio, beta caroteno, luteína, zeaxantina y vitaminas E y B. La grasa de los altramuces es de tipo insaturada, la considerada saludable.

Actualmente, también podemos encontrar leche de altramuz. Una alternativa a la leche, más digestiva, al no contener lactosa y con los beneficios nutricionales mencionados.

Información nutricional:

- 24% de hidratos de carbono.
– 38% de proteínas.
– 24% de fibra vegetal
– 6% de grasa insaturada
– 7,5% de minerales o
– 7,6 mg de hierro
– 180 mg. de calcio

Escrito en: diabetes

Deja un comentario (4) ↓

2 Comentarios

  1. Juan Carlos Hernando enero 24, 2016

    Quería saber dónde se lo puede comprar.

    Contestar
    • Doctor Solano enero 24, 2016

      Hola, Juan Carlos. Puedes encontrar altramuces en cualquier supermercado.

      Contestar

Deja un comentario